“El verdadero viajero se encuentra en una constante transformación de mundos contemplados por el ojo, admirados por tacto, recordados por el olfato y vividos por el gusto. Perro de San Juan evoca el sureste mexicano con San Andrés sin cabeza, asombrosa pieza tallada en madera del siglo XVIII”.

Continuará…